Indice del artículo
Google TV: un proyecto para la televisión digital del futuro
1. Interrogantes sobre el futuro de la televisión interactiva
2. La televisión digital despierta una nueva forma de consumo
3. La concentración multimedia sufre ecos del modelo tradicional analógico
4. Nueva Era, Web Social
5. Google anuncia Google TV
6. La ‘Ley Sinde’ y Google TV
7. Características de la entrada de GoogleTV al mercado online
8. Google TV, la puerta de enlace para ver en un televisor el contenido de la web
Bibliografía
Todas las páginas

 

8. Google TV, la puerta de enlace para ver en un televisor el contenido de la web


Aunque en España aún está lejos de materializarse,  en EEUU prácticamente cualquier contenido que se haya visto por televisión es posible verlo por internet. El modelo anglosajón también se está imponiendo en el Reino Unido, donde el porcentaje de personas que ven BBC a través de internet es mucho mayor que el que lo hacen a través del televisor. La plataforma que Google quiere introducir para unificar todas las formas de consumo en pantalla con contenido a la carta verá sus puertas muy pronto. El principal problema con el que se encuentra Google en estos momentos para su implantación a gran escala es la construcción de un dispositivo idóneo que unifique ambos aparatos (televisión y ordenador).
De momento, el lanzamiento de Google TV se espera a lo largo del año 2011 en Estados Unidos. La plataforma posibilita que veamos programas a tiempo real cuando lo emitan en algún canal o por streaming. A pesar del fracaso en ventas de su nuevo móvil, Nexus One, con la apuesta por el mercado de la telefonía, Google no jugó sus cartas en vano, ya que consiguió popularizar su sistema operativo Android. Aparentemente, la implementación de este sistema de vídeo en antena se quiere complementar con este sistema operativo. Los móviles Android podrán interactuar con Google TV de tal modo que dando órdenes de búsqueda desde el móvil podremos seguir su contenido desde el televisor o simplemente utilizar el móvil como control remoto. La idea es clara y asombrosa, utilizar un televisor con el motor de búsqueda de Google. En este sentido, es de esperar que el archipopular logotipo de Google acabe en la retina de cada rincón del planeta.

Conclusiones
La digitalización de la televisión y el cine abarata aparentemente el coste de distribución de los contenidos, además de multiplicar los canales por los que circulan. Lo que equivaldría a un mayor pluralismo de la oferta. Esta diversidad de la oferta multimedia está perjudicando de sobremanera a una industria que hasta los albores del siglo XXI basaba su potencial en la concentración de televidentes en un mismo canal. Mientras los hábitos cambian, las dinámicas de distribución e interacción con los consumidores se van actualizando en función de la demanda.

La televisión temática e interactiva pretende ser un reflejo de los tiempos 'líquidos' (Zygmund Bauman, 2007) en los que vivimos actualmente. Entre las nuevas formas de difusión de contenidos digitales, tres formas de acceso se han consolidado: Visionado Streaming, Downloading vídeo (productos pagados por unidad en venta)  y Peer to Peer Downloading (intercambio de archivos). De todos ellos, es 'Peer to Peer'  el que ha hecho tambalear los cimientos de la industria audiovisual. Nunca antes los Gobiernos se habían volcado tanto en conseguir poner freno a unas redes de contenido de enorme crecimiento exponencial, donde algunos gobiernos han tomado la determinación de intervenir mediante la conexión de los hogares. Un hecho que ha generado el descontento de muchos ciudadanos a favor de la supervivencia de la producción audiovisual.