Indice del artículo
Herramientas de vídeo-periodismo, ante la disyuntiva calidad e inmediatez
1. Introducción
2. Calidad ante inmediatez
3. Medios españoles y británicos, la diferencia en un mismo acontecimiento
4. Herramientas de transmisión
5. I+D en tecnología de la información, la necesidad no resuelta
6. Carencias por solventar
7. Conclusión
Todas las páginas

1.   Introducción

El Webcasting puede definirse como la actividad de difusión de contenido audiovisual en la red (Ha, L. & Ganahl, R., 2004). La capacidad multimedia de la red ha facilitado que tanto los medios tradicionales como otros nuevos agentes puedan proveer información y entretenimiento audiovisual a través de la red. En las cabeceras de los medios en Internet prima la réplica de lo que pasa en las cabeceras de sus canales televisión. Pero qué pasaría si el contenido producido con tecnología dedicada a Internet, se utilizara para transmitir en un medio tradicional como lo es la televisión.

Los cambios tecnológicos dentro de la sociedad de la información se han venido desarrollando de manera exponencial desde hace 5 años a la fecha, conexiones telefónicas que las instalan en cuestión de minutos, internet que se puede conseguir en cualquier punto de las grandes ciudades y aparatos de transmisión, grabación y composición de datos cada vez más avanzados y accesibles a todos los bolsillos.

Hace más de 15 años durante las retransmisiones en unidad móvil en la Ciudad de México siempre colocaban una línea telefónica llamada “Magneto” que consistía en un aparato telefónico como el de casa pero sin teclado que tenía una palanca que al girar con rapidez emitía una señal eléctrica generada por un magneto al interior del teléfono y conectado a dos baterías. Esta línea telefónica servía como respaldo en caso de que el audio de la señal de microondas fallara, además de servir de enlace directo entre dos puntos sin la desventaja de que la línea se colapsara o entrara una llamada de alguien desconocido, hoy en día aún se siguen utilizando “magnetos” en algunas oficinas de gobierno de varios países, hay que recordar que el magneto más famoso era el llamado “teléfono rojo”, línea dedicada a comunicar a los encargados de despacho del Kremlin y Washington durante la guerra fría, sin marcar ningún número.

Los actuales acontecimientos en Oriente Medio, dan una muestra de lo rápido que está cambiando el mundo y lo rápido que se tienen que adaptar las empresas informativas para gestionar los diversos flujos de información que llegan a sus redacciones y que después plasman a través de los medios tradicionales y en última instancia en Internet.

La figura de “MOJO” y de “VJ” Mobile Journalist y Video Journalist, por su siglas en inglés, son los gestores de estos nuevos formatos de presentación de la información, los medios de comunicación que se han adaptado a la tecnología Internet, les ha costado cambiar y aceptar los productos que estos gestores de información generan.

Hay que recordar que la primera foto tomada con un teléfono celular y publicada en un medio de Internet (en los Estados Unidos), fue el 17 de febrero de 2004 en el diario New York Times durante la firma de un acuerdo comercial entre Cingular y AT&T Wireless, dos grandes empresas de la telefonía móvil. Otro ejemplo del uso de estas tecnologías se da 5 años después en 2009, también en Estados Unidos en la cadena local KOB-TV de Alburquerque Nuevo México, Jeremy Jojola fue el reportero que utilizó un  teléfono móvil para transmitir una pieza a través del servicio de streaming para celulares Qik. http://www.kob.com/article/stories/S53808.shtml?cat=0

No es extraño que estas experiencias se den en Estados Unidos, ya que influyen factores tanto de investigación y desarrollo, como de pruebas que las redacciones de los medios hacen y que después se ven replicados por otros medios alrededor del mundo.