Indice del artículo
Sobre el análisis fenomenológico del documento fotográfico
1. Introducción
2. Sobre el método fenomenológico
3. Primera reducción fenomenológica
4. Segunda reducción fenomenológica
5. Tercera reducción fenomenológica
6. Conversión de la fotografía en fotodocumento
7. Cualidad de algo pasado
8. Poder ontológico del fotodocumento
9. El impacto de la imagen fotodocumento
10. ...objetivamente registrado y mostrado al espectador en soporte fotográfico...
11. Halogenuro de plata frente a digitografía
12. ... y que encierra potencialidad para testimoniar, instruir e informar sobre ese algo
13. Bibliografía
Todas las páginas

 

12. ... y que encierra potencialidad para testimoniar, instruir e informar sobre ese algo

Después de las dos reducciones fenomenológicas, se llega a la conclusión de que el fotodocumento es fotografía con unas características especiales. Como fotografía es la descriptiva de un phaenomenon, de un fragmento de la realidad con fuerte capacidad ontológica, representada en un soporte bidimensional. Ahora bien, para conseguir la esencia de fotodocumento son necesarias una serie de características que subsisten en todos los casos, como: que testimonie algo, que instruya acerca de ese algo y que informe sobre ese algo. Este fotodocumento, como hemos dicho, posee una estructura definida .
Llegados a este punto, convendría dilucidar si se pueden considerar a estas tres esencias como características esenciales para el phaenomenon, representado en disciplina como el llamado fotoperiodismo. Se considera como fotoperiodismo aquellas imágenes que poseen la funcionalidad específica de informar. Observado, a su vez, como un phaenomenon, esa cualidad de informar constituye su esencia. Una cualidad que se supone lo más objetiva posible. Sin embargo, en la supuesta objetividad que posee, tiene bastante cabida la fascinación de la ficción, no porque el representador dé una ficción pura, sino porque cabe lícitamente el subjetivismo de presentarnos el fragmento de simulacro. Esto, que constituye la tendencia subjetivista del fotoperiodismo, y al que el propio Otto Steinert consideró como creación fotográfica, fundamentalmente por la decisión de selección del trozo de realidad a mostrar y la forma de presentar la misma, es algo que le separa drásticamente del fotodocumentalismo.
No se puede exigir, finalmente, ninguna ética del objectum al fotoperiodista, sino sólo la de una veracidad de la información. Es decir, que el fragmento que seleccione de acuerdo con su estado de ánimo, el énfasis puesto en la escena de acuerdo con sus propios códigos políticos, sociales, religiosos, etc., no tienen por qué ser objetivos obligatoriamente. Ni tampoco instruir, ni dar testimonio en el sentido más convencional del término. Su esencia básica es transmitir información.