Indice del artículo
La observancia de niveles de interacción en el blog periodístico The Huffington Post: El fenómeno mediático de la Web 2.0
1. Introducción
2. Objeto de estudio
3. Antecedentes
4. Marco teórico
5. Metodología
6. Conclusiones
Todas las páginas

1. Introducción

Con el desarrollo de las TIC, la utilidad de la Red se ha concentrado en la participación. Más allá de las múltiples posibilidades que tiene un internauta de obtener cantidades ilimitadas de información, la gran conversación que promueve la Web 2.0 ha abierto una nueva dimensión que ha revolucionado el espacio digital y que puede ser explotada a través de las bitácoras digitales o weblogs.

Desde su aparición hace poco más de una década, los blogs han permitido a los webactores -esos sujetos de Pisani y Piotet que se contraponen a los cibernautas y que usan, buscan, actúan, escriben y producen en la Web 2.0- convertirse en, no sólo críticos de la información, sino en creadores de ésta, al tiempo que se han hecho de un medio para ser escuchados y para tomar injerencia en el acontecer noticioso. El tecleo de sus dedos va rellenando cada vez más el blanco de las páginas web con sus quejas, opiniones y perspectivas de la actualidad. Ya no sólo forman parte de un proyecto digital, ahora tienen el poder decisivo para delimitar contenidos propios y analizar los ajenos.

Diversos autores interpretan la gran aceptación del fenómeno blog como una revolución de los consumidores ante su insatisfacción por la información periodística que han recibido durante años, por parte de medios de comunicación tradicionales que no han cumplido sus expectativas, al anteponer en sus agendas los intereses de los grupos empresariales a los que pertenecen. Los blogs son capaces de ofrecer información de forma horizontal, y lo que menos desean los webactores es que se sigan perpetuando estructuras jerarquizantes en Internet, cuando el flujo de información libre ya ha llegado a un ritmo imparable.

El paso para que muchos blogs también sean un soporte con noticias propias ya se está dando, y es cuestión de tiempo que cuenten con equipos de redacción propios para producir internamente todo el contenido de su página sin tomar prestados titulares de los diarios digitales. La incursión de periodistas en este fenomenal formato puede ser interpretada como muestra de los primeros estadios de una fusión entre blog periodístico y el diario digital.

Esta evolución de la Web 2.0 y su impacto en el quehacer periodístico ha acarreado la necesidad de investigar las nuevas tendencias del periodismo digital, con el fin de acercarnos a una nueva dimensión dentro del campo de la comunicación. Es por ello que toma especial importancia analizar el blog periodístico como medio emergente y evaluar el grado de interactividad que propicia a los usuarios de la Red.