Indice del artículo
El itinerario de las noticias: La metamorfosis de la información en Internet
1. Planteamientos generales del tema
2. Hacia una nueva sociedad del conocimiento: Crónica y rol de las nuevas tecnologías
3. Los medios despiertan: Utilización de nuevas herramientas de trabajo en ciberperiodismo
4. Herramientas 2.0
5. Revolución de los blogs
6. Combinar, gestionar, agregar, consumir y compartir contenidos
6. 1. Redes Sociales: puntos de encuentro
6.2. Visualización y personalización de la información según el “principio de excelencia gráfica”
6.3. El asalto del fotoperiodismo
6.4. Vídeo conferencias y Chat
6.5. “Streaming”: datos en tiempo real
6.7. Integrando distintos servicios de comunicación
7. Conclusiones
Bibliografía
Todas las páginas

5. Revolución de los blogs

Uno de los dispositivos de Internet que ha mostrado su gran potencial para transformar la comunicación a través de Internet son los ‘weblogs’, blogs o cuadernos de bitácoras (nuevos sitios-web personales, que están poniendo la información al alcance de todos).
Y es que, publicar en la web ha dejado de ser un privilegio para los ‘iniciados’ y ‘tecnólogos’, y se ha convertido en una realidad para la mayoría de los ciudadanos de todas las edades y todas las condiciones. Tan sólo hace falta un ordenador conectado a la Red y cualquier persona que sepa usar el correo electrónico puede disponer de su propio ‘weblog’, de forma gratuita, en cuestión de minutos. Crear un sitio personal nunca había resultado tan fácil como ahora.

En cualquier caso, la novedad periodística de los blogs consiste básicamente en su propiedad temporal. En principio, cualquier página web especializada podría ofrecer información en el momento de su creación y después también, pero, frecuentemente, suelen ser sitios estáticos (publicitarios… etc), donde no se actualizan las noticias hasta pasado un tiempo.

En los weblogs, sin embargo, la información se va publicando a medida que las noticias se van produciendo (es decir, la información va en ‘orden cronológico inverso’: las historias más recientes son las que normalmente se leen primero).

Las anotaciones, habitualmente cortas e informales (posts), se van sucediendo a modo de lo que en inglés se conoce como “log” (o registro); de ahí su nombre: “log en la web” (o “weblog”):

It should become clear that a weblog is exactly what it sounds like a log that is published to the web. The log entries are typically short, informal and posted daily. We can think of a weblog as a special kind of home page that has a time element; or, even better, as a public, online diary (GRUMET, 2003).

No olvidemos que, durante los primeros años del boom de Internet, los programadores y ‘webmasters’ dedicaron sus esfuerzos y su tiempo a construir y optimizar los sitios web y a transferir las modificaciones desde su máquina local al servidor. De hecho, pese a que muchos tenían bastante que decir sobre millones de cosas, solían no hacerlo al tener que trastear con el código fuente (HTML), los colores, los gráficos y el resto de componentes:

In the early days of the web, it was easy to get distracted by the details of the ‘Hypertext Markup Language’ (HTML) and the mechanics of transferring files from the authoring environment to a server machine. While […] [some] authoring tools relieve most of that burden, they still encourage a static, style-over-substance variety of publishing. Even if you start out with a lot to say, you may find that you have little energy left to do so by the time you've settled on the fonts, color-scheme, graphics, page layout and site map.
Having reached perfection, you will be loathe to make changes. Perhaps the single most important innovation in weblogs is the way they reduce the number of degrees of freedom facing an author (GRUMET, 2003).

Como quiera que sea, ahora, una de las innovaciones más importantes en los ‘weblogs’ es que se ha liberado por completo al autor de la necesidad de mantener un servidor web o de transferir manualmente contenido, en forma de ficheros, a través de la Red. Una consecuencia de esta facilidad es el inmenso caudal de información generado diariamente en la blogosfera. Este torrente de anotaciones ha dado lugar a mecanismos como la sindicación de contenidos que sirve para organizar y facilitar la lectura habitual de nuestros blogs favoritos.

RSS (Really Simple Syndication): es un ejemplo de la personalización prometida en la primera década de la revolución de Internet, pero que se concretó en la etapa del periodismo 2.0 (creación de contenidos específicos “en y para la red”, sumando las características de hipertextualidad, interactividad y multimedialidad). Ahora, más de 75 millones de usuarios usan RSS.

Como quiera que sea, los RSS representan una ruptura, pero esta vez lo que se rompe es la estructura de los sitios web de noticias. Con el RSS, el usuario monta su propia página, limitándose a temas de su interés; titulares y primicias, que se agrupan automáticamente en la página del RSS. Por un lado, podemos decir que se trata de otro golpe contra la lealtad que antes se tenía a pocos medios de confianza; pero por otro, esto genera mucho más tráfico para la información periodística, una ampliación de su alcance geográfico y muchas otras oportunidades.

Por ejemplo, “Google Reader” -lanzado en octubre de 2005- es un sitio gratuito que permite leer RSS, y permite organizar también la información y acceder rápidamente, desde un interfaz web, a todas las noticias de las páginas y blogs suscritos (NAFRIAS, 2008: 162). Al mismo tiempo, se pueden compartir los contenidos más destacados. Es la primera aplicación de Google en hacer uso de la tecnología “Google Gears”, la cual trabaja sin conexión a Internet. En definitiva, su uso periodístico esencial consiste en servir como adalid para monitorear otros medios en una sola pantalla.

“Nanoblogging” y “microblogging”: los mensajes a través de la síntesis: Hay quienes afirman que el “microblogging” (o la emisión de mensajes muy pequeños) y con frecuencia el nanoblogging (confección de textos enanos, hasta 140 caracteres) se tratan de un chat público a través del “mailing” o de los agregadores de noticias, pero,  suele ser un recurso mucho más efectivo que un correo electrónico a secas o el chat tradicional.

Como su denominación todavía no está incluida en los diccionarios (CORTÉS, 2009: 15), lo que podemos decir al respecto es que se trata de una forma de comunicación, que es la nueva tendencia de los usuarios sofisticados, a quienes este servicio les resulta más eficiente, por las posibilidades de acceder a la información a través de dispositivos móviles. En general, “es una herramienta de comunicación con apenas dos años de vida, que se consolida para muchos como fuente de información rápida, inmediata y social” (CORTÉS, 2009: 11).

Sus servicios son más utilizados por las personas que tienen un mayor conocimiento de la tecnología, es decir, por los usuarios que tienen amplios conocimientos electrónicos y que están en constante actualización respecto a nuevos servicios y tendencias en Internet. Entre alguno de los servicios de “microblogging” más populares encontramos: “Twitter”, el más popular (http://www.twitter.com); “Iden.tica”: el poder del software libre (http://identi.ca/group-/identica); “Plurk” un timeline horizontal (http://www.plurk.com); “Jaiku” (http://www.jaiku.com); o “Edmodo”, que, entre otras cosas, está orientado a lo académico (http://www.edmodo.com).