Indice del artículo
Retransmisión y cobertura del primer debate electoral online en Brasil
1. Introducción
2. Metodología
3. Coyuntura socio-económica
4. Debate electoral online
5. Cobertura de los medios 2.0
6. ¿Interacción de la audiencia?
7. Conclusiones
Bibliografia y Notas
Todas las páginas

3. Coyuntura socio-económica

Antes de la modificación en la ley electoral de Brasil, las ediciones digitales de los medios tradicionales – diarios, revistas, radios y cadenas de televisión – ya habían mantenido blogs sobre elecciones anteriormente Sin embargo, los blogs de medios específicos sobre las elecciones 2010, han servido como un espacio donde los internautas podían estar al corriente de la información de última hora, leer análisis, seguir los sondeos y dar sus opiniones.


La realización de este primer debate electoral online se considera algo histórico para la democracia brasileña, ya que los debates anteriores, fuese con candidatos a nivel local, regional o nacional, se produjeron a través de la televisión.


Lula terminó su mandato en un momento de crisis y deja un país que crece una media de 5% al año. Si mantiene el mismo crecimiento, Brasil podrá ser la quinta economía mundial en 2016 (Cebrián, 2010). Entre 2004 y 2010, diez millones de brasileños se incorporaron a la clase media. El porcentaje de pobres disminuyó del 46% en 1990 al 26% en 2008. También ha disminuido la desigualdad en la distribución de ingresos. Los datos sobre comercio exterior señalan que las exportaciones se multiplicaron por cinco en los últimos veinte años. Para el futuro, queda la posibilidad de que el país sea una importante potencia petrolera (Naím, 2010).


En este contexto, más del 41% de la población brasileña tiene acceso a Internet. Según los datos publicados en la investigación de 2009 por el Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE), 70 millones de personas se conectan a la Red. A pesar de que la posibilidad de acceso a Internet aumenta año tras año – una media de 12 millones de ciudadanos – 110 millones de brasileños aún no tienen acceso a la Red.